Para quienes nos dedicamos a hacer calendarios en Carabanchel, Madrid, siempre nos llaman la atención algunas cosas curiosas y anécdotas que surgen en relación con la forma de medir el tiempo. ¿Cómo pudo ser posible que Santa Teresa de Jesús, de cuyo nacimiento por cierto estamos conmemorando este año su quinto centenario, falleciera un 4 de octubre y fuera enterrada al día siguiente, 15 de octubre?

La explicación es muy sencilla, el mismo día del fallecimiento de la Santa de Ávila, entraba en vigor en España la modificación del calendario que había promulgado el papa Gregorio XIII, y que eliminaba 10 días del calendario debido a la discrepancia que se había producido entre el año solar y el calendario establecido. Vamos a tratar de explicarlo.

La tierra tarda algo más de 365 días en completar su recorrido alrededor del sol, ese es el periodo de tiempo al que llamamos “año”. El tiempo exacto es de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,16 segundos. Por este motivo, quienes nos dedicamos a hacer calendarios en Carabanchel, Madrid, tenemos que tener en cuenta que hay algunos años que tienen 366 días, los bisiestos.

Desde que se estableció el primer calendario con la fecha del nacimiento de Cristo como origen (en el año 325), hasta que se celebró el Concilio de Trento, el exceso de minutos acumulados cada año había hecho que se adelantaran las fechas hasta acumular ese retraso de 10 días.  Por eso, el Papa ordeno suprimir esos 10 días, lo que explica por qué el día siguiente al 4 de octubre de 1582, fuera el 15 y no el 5.

Si estás pensando en hacer calendarios para el año que viene, y recuerda que será bisiesto, en Gráficas Kalendex, tenemos el modelo que mejor se ajusta a tu negocio.