Como expertos en hacer calendarios en Carabanchel (Madrid) hemos trabajado con una gran variedad de modelos. Intentamos adaptarnos a nuestros clientes para ofrecerles el producto que ellos prefieren. Un calendario no es solo un artículo para ver los días, también es muy útil para apuntar todas nuestras citas o las de los diferentes miembros de la familia.

Sin embargo, los calendarios no siempre han sido como los conocemos. En la entrada anterior te explicamos brevemente la reforma del calendario que dio lugar al denominado calendario Gregoriano. Y en esta entrada queremos retroceder un poco más en el tiempo para que conozcas cómo era el calendario anterior, el denominado calendario juliano.

Este calendario se implantó en el año 46 antes de Cristo y debe su nombre a Julio César. Se acordó que los años constarían de 365 días y que cada cuatro se contarían 366. En el 44 a.C. se consideró el bisiesto cada tres años ordinarios y no cada cuatro. Pero, al darse cuenta del desfase provocado, se corrigió en el año 8 después de Cristo por orden de César Augusto, que ordenó excluir el día adicional de cada año bisiesto durante 36 años.

El calendario juliano consideraba que el año del trópico constaba de 365,25 días y no 365,242189. Ese desfase de 11 minutos de más cada año supondría que al actualizar el calendario gregoriano se acumulara un error de 10 días.

Pero eso ya es pasado. Y si quieres tener un calendario en tu casa o repartir algunos calendarios entre tus clientes con el logo de tu empresa solo tienes que acercarte a Gráficas Kalendex.

Nos encargamos de hacer calendarios en Carabanchel (Madrid) a muy buenos precios. No dudes en preguntar por todos nuestros servicios y las tarifas que ofrecemos.