Como empresa especializada en hacer calendarios en Carabanchel, Madrid, a lo largo de los más de dos años transcurridos desde que iniciamos este blog te hemos venido contado algunas curiosidades y anécdotas alrededor de la forma en la que contabilizamos los años y los meses. Hemos dedicado diferentes artículos a las diferencias entre los calendarios gregoriano, el que empleamos actualmente, y el juliano, vigente hasta 1582.

Hemos hablado de algunas curiosidades originadas por la supresión en su momento de los diez días que supuso la entrada en vigor del calendario gregoriano. Pero el calendario gregoriano no se impuso simultáneamente en todo el mundo. Dado que era una decisión del Papa Gregorio XIII, su vigencia fue inmediata en los países que estaban bajo la influencia de la religión católica, España, Italia y Portugal. Sin embargo, en otros estados como por ejemplo Gran Bretaña, no se adoptó el calendario gregoriano hasta muchos años después, en concreto en el caso británico no fue hasta 1752, y en China hubo que esperar hasta 1949.

Durante todo este tiempo, cada país contabilizaba los días de forma diferente, y las consecuencias de ese desfase han dado lugar a coincidencias curiosas. Por ejemplo, todos los 23 de abril celebramos, y así lo solemos marcar en los calendarios que hacemos en Gráficas Kalendex, el Día del Libro para conmemorar el fallecimiento de los que son, probablemente, los mejores escritores de la Literatura Universal: Miguel de Cervantes y William Shakespeare, fallecidos ambos el 23 de abril de 1616.

Pero realmente, Cervantes y Shakespeare no fallecieron el mismo día. Mientras que en 1616 España ya se regía por el calendario gregoriano, Gran Bretaña seguía usando el juliano de modo que su 23 de abril era, en España, el 3 de mayo.

Pronto volveremos con más anécdotas de las que tanto nos gustan a quienes nos dedicamos a hacer calendarios en Carabanchel, Madrid.