Como expertos en calendarios para imprimir en Carabanchel en Madrid, estamos en posición de asegurarte de que los días del año tienen más curiosidades de las que pueda parecerte. Hoy queremos traerte un dato especialmente significativo. Ahora que se acerca la Nochevieja, tal vez te estés preguntando, ¿por qué el año empieza el uno de enero y no cualquier otro día?

Como empresa dedicada a los calendarios para imprimir en Carabanchel en Madrid sabemos que hay que remontarse tiempo atrás para contestar a esta pregunta; concretamente al siglo dos antes de Cristo, durante el Imperio Romano. Anteriormente, el año empezaba el uno de marzo, coincidiendo con el inicio de las campañas militares. Sin embargo, la campaña romana en Hispania (la actual España), no parecía avanzar a un ritmo adecuado, y así, en el año 153 a. C. se fijó por primera vez el uno de enero como inicio del año, para que el imperio pudiese reclutar nuevos cónsules para sus guerras.

De hecho, en tiempos del Imperio Romano era bastante habitual que los gobernantes sumasen o restasen días de los años, generando un desorden de fechas. Hasta que Julio César estableció la duración del año tal y como la conocemos: en 365 días.

Sin embargo, con el paso del tiempo, la mayoría de estados europeos preferían empezar el año en una fecha que fuese religiosamente significativa, como el 25 de diciembre. Y aparte, cada país o incluso cada región decidía celebrarlo en meses distintos del año.  Y no fue hasta el siglo XVI cuando en la mayoría de países occidentales se impuso por ley que el uno de enero fuese el primer día del año. En el caso de España, esperamos hasta el siglo XVII para sumarnos a la moda europea.

Cualquier duda o asesoramiento que puedas necesitar, no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesionales de Gráficas Kalendex.